René Descartes

Publicado el 10/9/2010

René Descartes fue filósofo, matemático, científico y considerado como el padre de la filosofía moderna. René Descartes nació el 31 de marzo de 1596 en La Haye en Touraine, cerca de Poitiers, Francia.

La educación en la Flèche le proporcionó, durante los cinco primeros años, una sólida introducción a la cultura clásica, habiendo aprendido latín y griego en la lectura de autores como Cicerón, Horacio y Virgilio, por un lado, y Homero, Píndaro y Platón, por el otro. El resto de la enseñanza estaba basada principalmente en textos filosóficos de Aristóteles como el Organon, la Metafísica y la Ética a Nicómaco, acompañados por comentarios de jesuitas como Suárez, Fonseca, Toledo y otros autores españoles como Cayetano

En 1619, en Breda, conoció a Isaac Beeckman, quien intentaba desarrollar una teoría física corpuscularista, muy basada en conceptos matemáticos. El contacto con Beeckman estimuló en gran medida el interés de Descartes por las matemática y la física. Pese a los constantes viajes que realizó en esta época, Descartes no dejó de formarse y en 1620 conoció en Ulm al entonces famoso maestro calculista alemán Johann Faulhaber. Él mismo refiere que, inspirado por una serie de sueños, en esta época vislumbró la posibilidad de desarrollar una «ciencia maravillosa». El hecho es que, probablemente estimulado por estos contactos, Descartes descubre el teorema denominado de Euler sobre los poliedros.

A pesar de discurrir sobre los temas anteriores, Descartes no publica entonces ninguno de estos resultados. Durante su estancia más larga en París, Descartes reafirma relaciones que había establecido a partir de 1622 con otros intelectuales, como Marin Mersenne y Guez de Balzac, así como con un círculo conocido como «Los libertinos».

En 1628 libra un duelo, tras el cual comentó que «no he hallado una mujer cuya belleza pueda compararse a la de la verdad». El año siguiente, con la intención de dedicarse por completo al estudio, se traslada definitivamente a los Países Bajos, donde llevaría una vida modesta y tranquila, aunque cambiando de residencia constantemente para mantener oculto su paradero. Descartes permanece allí hasta 1649, viajando sin embargo en una ocasión a Dinamarca y en tres ocasiones a Francia.

La preferencia de Descartes por Holanda parece haber sido bastante acertada, ya que las ciudades holandesas estaban en paz en comparación con las de Francia. Éstas florecían gracias al comercio y grupos de burgueses potenciaban las ciencias, como ejemplo la fundación de la academia de Ámsterdam en 1632.

En septiembre de 1649 la Reina Cristina de Suecia le llamó a Estocolmo. Allí murió de una neumonía el 11 de febrero de 1650 aunque hay sospechas de que fué asesinado por arsénico. Falleció a los 53 años de edad.

Comentarios

No hay ningún comentario

Deja un comentario